¿Es bueno dar la paga a los niños?

Psicología

06/04/2017


niño paga hucha

Con la paga los niños aprenden a hacerse responsables de dinero, se dan cuenta de que las cosas cuestan, de que el dinero tiene un límite y de que no todo está a su alcance, que si compran una cosa no pueden comprar otra, ni gastar todo en un día.

Todos los beneficios que hemos mencionado, quedan anulados si luego les compramos los caprichos aparte o les damos dinero extra. Si optamos por darles una paga, debemos ser firmes y si vemos que con la paga que les hemos asignado, no les da para cubrir sus pequeños caprichos, quizás debamos plantearnos subirla un poco. Podemos sentarnos con ellos y preguntarles a que destinarán su paga y asignar un presupuesto más acorde a sus necesidades.

En general, los expertos están a favor de dar una paga a los niños porque contribuye a reforzar su autonomía y su responsabilidad e indican que es importante que dejemos claro a qué queremos que nuestro hijo destine su paga; si va a asumir con ella un gasto fijo, si puede hacer lo que quiera o queremos fomentar sus primeras nociones de ahorro. También recomiendan que la paga no debe ser negociable y debe ser progresiva, de acuerdo con la madurez del niño y sus necesidades.

 

niño con hucha

La mayoría fijan la edad de inicio en torno a los 7 años, cuando dominan las operaciones concretas como sumar, y proponen un plazo semanal, ya que un mes es todavía un plazo demasiado amplio para ellos.

De los 7 a los 10 años, la cantidad de paga puede ser más bien simbólica, de 1-3 euros semanales e ir aumentando progresivamente según sus necesidades. A partir de los 12 años y con el inicio de la adolescencia, su vida social y de ocio,  la paga irá aumentando para asumir gastos como transporte o entradas de cine. A esta edad podemos cambiar a asignaciones mensuales en vez de semanales. Con ello estaremos reforzando  el concepto de los recursos limitados (si lo gasta todo en la primera semana, no tendrá nada el resto del mes) y podemos incluso animarles a ganar sus propios ingresos haciendo de canguro o trabajos extra entre amigos y familiares como cortar el césped o limpiar el coche.

La cantidad que le daremos de paga se basará por supuesto en nuestra propia economía familiar y en sus necesidades. No valen las típicas frases de “a Pablo le dan más, esto no es justo”. Hemos de mantenernos firmes, explicándole el porqué de esa cantidad. Puedes plantear una “renegociación del convenio” a fin de año, pero es muy importante que no cedas.

Hay quienes abogan que una paga siempre ha de ir ligada a condiciones como portarse bien durante la semana o ayudar en las tareas de casa. Esto puede ser un arma de doble filo, porque por un lado conseguiremos que se porten mejor y colaboren más pero por otro, puede convertirse en la única motivación para hacer cosas que deberían hacer por otros motivos (ayudar a la familia, ser parte de un equipo, colaborar) y no por dinero. Con esta condición podemos caer en un círculo vicioso del que sería difícil salir.

Es importante hablar con nuestro hijo de dinero, con palabras y conceptos que él pueda entender según su edad y le vayamos enseñando con ejemplos y dándole herramientas para que vaya aprendiendo su valor. Podemos hacerle reflexionar sobre conceptos como ganar mucho o gastar poco o diferentes estilos de vida donde el dinero juega papeles diferentes.


Aunque nuestra intención puede ser la mejor, el resultado puede ser otro muy distinto y hemos de estar atentos a posibles comportamientos que se podrían dar. Por ejemplo, si asignamos una amplia paga con el objetivo de que nuestro hijo aprenda a administrarse, podemos fomentar que consuma en exceso. O por el contrario, si optamos por una paga corta para enseñarles a ahorrar, podemos llevarnos una sorpresa sobre sus habilidades mendicantes entre miembros de la familia más blandos que nosotros.

 

 

Añadir nuevo comentario


Síguenos

    

Suscríbete a la Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies. Más información aquí.