Cómo podemos evitar los castigos

Crianza

24/11/2016


Niño castigado

No conocemos a ningún padre que no haya dudado sobre cuál es la mejor forma de educar a su hijo. A todos los padres nos asaltan miles de dudas sobre si lo estamos haciendo bien, quizás le estamos permitiendo demasiado, o quizás pecamos de ser muy severos...

Entonces, ¿cómo evitamos llegar a los temibles castigos? Para responder a esta pregunta nos viene muy bien el refrán de “más vale prevenir que curar” es decir, durante la convivencia y el día a día con nuestros hijos iremos creando y aplicando las claves para que ellos actúen de una manera u otra y evitar situaciones en las que el castigo sea la única alternativa que tengamos a mano.

¿De qué manera? Buscando ayudarles a construir su ‘yo responsable’ antes de tener que recurrir al castigo. Para ello, en Supertics queremos ayudarte con los siguientes pasos prácticos:

 

Saber decir no

Poner determinados límites a la hora de educar a nuestros hijos nos ayudará a corto y a largo plazo. Advertirles antes, durante o después de una mala acción les irá enseñando a modificarla o cambiarla en un futuro cercano. ‘Trabajo de fondo’ con el que los padres evitaremos castigos y/o disgustarnos innecesariamente y que los hijos tampoco pasen malos ratos por algo que ya podían haber aprendido.

 

Hablar en lugar de castigar

Reflexionar sobre determinados problemas con los hijos es una de las ‘estrategias’ básicas que debemos llevar a cabo durante su educación. Siguiendo la fórmula acción-reacción también evitaremos que el mal comportamiento se repita en los hijos.

Pongamos como ejemplo que el pequeño de la casa al que no le dejamos comer chucherías, y las come a escondidas; será entonces cuando nos replanteemos que quizás nuestra prohibición está generando en él más deseo y tengamos que llegar a un acuerdo y conversar. Quizás podemos llegar a un pacto y permitirle que coma unas chuches “un poco más saludables” (con zumos naturales, etc…) una o dos veces por semana. También podemos hablarle de lo bonito que es poder compartir con sus hermanos o la familia o poder comerlas sin tener que esconderse para que interiorice esa determinada ‘mala acción’ y la cambie, evitando tener que castigarle.

 

Como evitar castigar a nuestros hijos

Hacer entender para evitar el castigo

Muchas veces, y dependiendo de la edad de los hijos, será todo un reto para nosotros como padres hacerles entender por qué deben hacer una cosa y no otra. Para ello, debemos adaptar nuestro discurso a ellos, no levantar la voz y conversar tranquila y pausadamente exponiendo el por qué debe cambiar de actitud. Sobre todo destacar que buscamos lo mejor para ellos, y que cambiar un determinado hábito será por su bien y no un capricho de los padres.

 

No castigar: ¿Sinónimo de una mala educación?

En opinión de Supertics, muchos padres abusan de los castigos para ir cambiando el mal comportamiento ocasional de los hijos. Algo que puede llevarnos a error, ya que deberemos centrar nuestras energías en crear el ‘yo responsable’ de los hijos y no en castigarles a posteriori. Evitar los malos hábitos/acciones de los hijos vigilando su comportamiento y advirtiéndoles cuando sea necesario será clave en el proceso de enseñanza.

 

Todos cometemos errores. ¡No solo los hijos!

Otro de los ‘trucos’ que podemos llevar a cabo los padres para evitar los castigos será igualarnos a ellos. No solo los hijos cometen fallos, también los padres, y a nosotros no nos ‘castigan’ ya que somos adultos. Dependiendo de la edad -será más fácil explicar esto a hijos adolescentes que a los más pequeños- debemos saber hacer llegar a los hijos que muchas veces no debemos torturarnos demasiado tras el error (inevitable muchas veces en el proceso de madurez) sino en la solución, en cómo corregirlo e intentar evitar que se repita.

 

Comentarios

Añadir nuevo comentario


Síguenos

     

Suscríbete a la Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies. Más información aquí.